FILOSOFÍA EDUCATIVA

La verdad absoluta está en Dios.

Considerando que la Palabra de Dios es la norma por la cual todas las cosas son medidas, el STS afirma la siguiente filosofía de educación:

1. El principio de que la Verdad absoluta está en Dios será aplicado apropiadamente en cada asignatura.

2. Es responsabilidad del profesor alentar al estudiante a que aprenda. Por su parte, el estudiante debe ser activo y un sincero participante en el proceso educativo. 

3. Dios capacita a cada creyente para aprender y aplicar su Palabra, mientras el estudiante se someta al Espíritu Santo. De este modo, el profesor puede esperar lo mejor de cada estudiante.

4. Las Escrituras fueron dadas para preparar completamente al creyente para toda buena obra, por lo tanto, es responsabilidad del profesor, hacer que esas verdades sean aplicadas a la vida del estudiante.

5. El profesor asume la responsabilidad de alentar al estudiante a que domine las verdades fundamentales de la asignatura.

6. Siendo el propósito de la educación bíblica glorificar a Dios y servir a otros, es responsabilidad del profesor formar a los estudiantes para el servicio cristiano.

7. El objetivo de la educación cristiana es impactar a la persona íntegramente. Por lo tanto, es responsabilidad del profesor alentar el progreso del crecimiento espiritual del estudiante.